David de la Cruz salvó otro día sin contratiempos en la Volta a la Comunitat Valenciana. El sabadellense entró en el pelotón principal sin ceder tiempo en una jornada que se resolvió al sprint. Groenewegen (Jumbo-Visma) volvió a levantar los brazos en Torrevieja mientras que Kristoff, baza del UAE-Team Emirates en las llegadas rápidas fue décimo.

Pogačar cedió el liderato en la línea de meta por el puestómetro pese a no perder ni un segundo con el resto de favoritos. Haig (Mitchelton-Scott) vestirá de amarillo mañana. Al concluir la etapa, De la Cruz no lamentó haber perdido el liderato antes de la decisiva etapa de mañana.

“Lo importante es llegar a Valencia con el amarillo. Hoy se perdió el liderato pero no tiene demasiada importancia, eso nos va a librar a priori de tomar la responsabilidad en el pelotón. Mañana será un día muy importante para nosotros. Hay muchos corredores en la pelea pero jugaremos nuestras bazas para intentar recuperar el liderato. A nivel personal me siento bien. Veremos cómo nos sentimos mañana, espero tener buenas sensaciones y ofrecer un buen rendimiento a nivel individual y colectivo”.